miércoles, 1 de mayo de 2013

Reseña: Criadas y señoras de Kathryn Stockett



Skeeter, de veintidós años, ha regresado a su casa en Jackson, en el sur de Estados Unidos, tras terminar sus estudios en la Universidad de Misisipi. Pero como estamos en 1962, su madre no descansará hasta que no vea a su hija con una alianza en la mano. Aibileen es una criada negra. Una mujer sabia e imponente que ha criado a diecisiete niños blancos. Tras perder a su propio hijo, que murió mientras sus capataces blancos miraban hacia otro lado, siente que algo ha cambiado en su interior. Se vuelca en la educación de la pequeña niña que tiene a su cargo, aunque es consciente de que terminarán separándose con el tiempo. Minny, la mejor amiga de Aibileen, es bajita, gordita y probablemente la mujer con la lengua más larga de todo Misisipi. Cocina como nadie, pero no puede controlar sus palabras, así que pierde otro empleo. Por fin parece encontrar su sitio trabajando para una recién llegada a la ciudad que todavía no conoce su fama. A pesar de lo distintas que son entre sí, estas tres mujeres acabarán juntándose para llevar a cabo un proyecto clandestino que supondrá un riesgo para todas. ¿Y por qué? Porque se ahogan dentro de los límites que les impone su ciudad y su tiempo. Y, a veces, las barreras están para saltárselas.

Aibileen y Minny son dos criadas que trabajan para familias ricas, y Skeeter es una chica que ha vuelto de la universidad y su sueño es ser escritora, así que envía una carta a una editorial de Nueva York y la editora le dice que escriba sobre algo importante, Así que Skeeter decide escribir sobre la vida de las criadas, aunque sabe que si la pillan se meterá en un buen lío. Así que decide pedirle ayuda a Aibileen. Pero todo esto es demasiado arriesgado.

Al principio el libro no me gustaba, no había nada que me incitase a seguir leyendo, pero poco a poco el libro se puso cada vez más interesante y ya no podía parar de leer y me lo acabé enseguida. Una de las cosas que me gustan del libro es que los capítulos están contados por diferentes personajes: Skeeter, Aibileen  y Minny. Lo bueno es que hay ciertos secretos en el libro que no se resuelven hasta casi el final del libro y eso es genial porque te dan ganas de seguir leyendo para saber que pasó.
Al personaje que más asco le tengo es: Hilly Holbrook. Se podría decir que es la mala del libro. El final de este libro ya tenía claro que no iba ser “fueron felices y comieron perdices”, pero como yo me esperaba algo peor, estoy contenta porque me ha gustado este final.
NOTA: 4/5

1 comentario:

  1. A veces ocurre que un libro está muy bien, pero el comienzo de éste te dé ganas de no seguir, así que me alegro de que te haya terminado gustando tanto :) Este libro me llama la atención desde hace un tiempo y, por lo bien que lo has puesto, a ver si puedo conseguirlo pronto y leerlo :)
    Besitos y gracias por la reseña ^-^

    ResponderEliminar