miércoles, 25 de abril de 2012

Fragmentos románticos (5)

Hoy os dejo dos fragmentos de Eternidad de Alyson Noel.
Desliza los dedos bajo mi flequillo en busca de la cicatriz, y eso hace que me aparte-. ¿Cómo te hiciste eso?-quiere saber, aunque baja la mano y me mira con tanta calidez y sinceridad que estoy a punto de decírselo.(…)
-No quiero hablar de eso-respondo.
Parpadeo con rapidez al mirar los globos del agua, que ahora están formando un tulipán rojo.
-¿De qué quieres hablar?-susurra Damen, mirándome con esos ojos que son como estanques insondables que parecen llamarme.
-No quiero hablar-murmuro, y contengo el aliento cuando sus labios rozan los míos.

-Ever…-dice en voz ronca y una mirada abrasadora.
Luego cambia de posición y se sitúa encima de mí. El peso de su cuerpo me colma de una agradable calidez que muy pronto se convierte en fuego.
Deslizo mis labios a lo largo de su mandíbula hasta su barbilla, y comienzo a jadear cuando Damen mueve sus caderas en círculo sobre las mías, despertando todos los sentimientos que tanto he luchado por mantener ocultos. Pero estoy harta de luchar. ¿Y que puede ser más normal que esto?
Cierro los ojos mientras me quita la sudadera. Me rindo y le dejo que me desabroche los pantalones antes de quitármelos. Me permito sentir la presión de la palma de su mano y de sus dedos, diciéndome a mí misma que esta extraordinaria sensación, esta maravillosa euforia que invade mi interior sólo puede ser una cosa. Sólo puede ser “Amor.”
Sin embargo cuando noto sus pulgares amarrados al elástico de mis bragas, intentando bajarlas, me incorporo de golpe y lo alejo de mí. Hay una parte de mí que quiere continuar, abrazarlo con fuerza  y…Pero ahora no; no aquí ni de esta manera.
-Ever…-susurra Damen mientras sus ojos buscan los míos. Yo niego con la cabeza y aparto la mirada, Siento la calidez de su maravilloso cuerpo en mi piel y sus labios contra mi oreja cuando me dice-: No pasa nada. De verdad. Ahora, duérmete.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada